coca de mutxamel (tomaca i llonganisses)/ Coca de tomate y longanizas

Reconozco que soy un admirador de Mutxamel.  Es admirable que un pueblo tan cercano a la capital (Alacant), pueda todavía mantener tradiciones de todo tipo que ya se han perdido, o están a punto de hacerlo, en otros pueblos alrededor.  Sus tomates conocidos en toda en toda España (aquí en Madrid los buenos coneisseur hablan maravillas de ellos).  Sus panes y cocas dulces y saladas al horno de leña, inauditos en una zona tan turística son sinónimo de buen hacer, sus restaurantes con recetas tradicionales, su huerta, ultimo reducto de la antigua Horta d’Alacant.  En fin…

Esta coca (con longaniza o sardina) se puede comprar en todas las panaderías y degustar en la mayoría de sus casas.  Para quien nunca haya probado una buena coca es un excelente punto de partida para aficionarse a nuestras particulares pizzas.  (A diferencia de las pizzas las cocas se pueden tomar en frío, ya que no llevan queso. En el pasado se llevaban en la cartera para el almuerzo del colegio o para el trabajo en el campo).

Ingredientes

4 longanizas de Mutxamel (en su defecto las que nos gusten)

2 tomates

Para la masa

50 gr de manteca (en su defecto mantequilla o margarina)

400 gr de harina

100 gr de aceite y sal fina y gorda

20 gr levadura

200 gr de agua (mejor probar)

Elaboración

Hacemos la masa que no quede muy liquida, dejamos reposar 30 minutos (mejor la hora).  Untamos el recipiente del horno con la manteca y extendemos la coca bien fina.  Ponemos la longaniza en crudo y los tomates sin pepitas como en la foto y espolvoreamos con sal gruesa.

Con el horno a 200º dejamos 10-15 minutos hasta que esté en su punto.

 

 

Advertisements