Melmelada de figues/Mermelada de higos

IMG_1231

Me encanta la palabra Bacora (breva), viene del árabe Bakura que ademas significa lo mismo. Ser un bacora es equivalente a alguien sin sangre. Mi padre no es un hombre amante de los refranes, pero siempre tenía en la boca la palabra “Per sant Joan bacores verdes o madures segures” o “Señores, sino son figues son Bacores” aunque el que mas abunda es su uso sexual que por otra parte es el mas frecuente.

El caso es que mi madre siempre nos llevaba a coger higos a finales de agosto y septiembre, que es cuando maduran en Alicante. Nos encantaba coger lo que llamabamos las “Macocas” que eran los hijos bien secos casi hechos una pasa.  También se reconocían aquellos que tenían “figa-mel” que era como una gotita de líquido azucarado.

El problema es que duran tan poco y le gustan tanto a los pájaros, que para disfrutar todo el año de los higos es necesario hacer mermelada.  No me hace falta decir que es la que mas me gusta, aunque tambien me parecen ideales la de naranja y la de arándanos.

Ingredientes (5 botes de mermelada)

– 1 kilogramo de higos maduros

– 1 kg de azucar (puedes utilizar azucar preparado con gelatina y zumo de limón, y entonces no hace falta hervir tanto tiempo ni añadir limón, pongo aquí la marca que utilizo en este caso)

IMG_1227

– el zumo de un limón

Elaboración

1.-  Se lavan muy bien (yo utilizo el desinfectante del mercadona), se quita la parte superior y la inferior.  Se cortan en 4 trozos

IMG_1224

2.- Se pasan por el robot de cocina y se cuecen a fuego lento removiendo hasta que tengan una consistencia bastante solida (cuidado que se pueden quemar)

IMG_1228

Se cuecen 30 minutos al baño maria en botes muy bien cerrados para que no se abran, yo los suelo acostar.  Algunos recomiendan ponerlos boca abajo.

IMG_1229

Anuncis