La millor massa de coca/la mejor masa de coca

La millor massa de coca coca en tomacala millor massa de coca II

Esta entrada la vamos a acabar rápido. Es imposible decir que una masa de coca es la mejor.  Primero hay cocas dulces y saladas, luego hay más y menos aceitosas, influye si nos gusta hacerlas en horno de leña o eléctrico, más o menos tiempo de fermentación de la masa, con más o menos sal, o usar o no harina de fuerza, “pastarla” más o menos, usar cerveza, vino blanco, huevos o agua… y así podríamos seguir un rato. Tampoco nos podemos olvidar del uso posterior de la masa, ya que no es lo mismo una coca de molletes (mollitas) que a mi me gusta con una masa fina y quebradiza, que una coca en tomaca que prefiero en una masa más parecida a la del pan.

Las cocas de sobrassada, sardina o llonganissa me gustan con una masa alta y recubiertas de aceite virgen, mientras que las cocas cubiertas o tapadas requieren masas muy finas y resistentes.  Prueba las que veas de tu preferencia: Coca “a ditades”Coca de tocino y longanizasCoca tapada de morcilla de cebollaCoca tapada de tomaca i tonyina sorraCoca con harina y longanizas,  Coca cruda de tomate y cebolla tiernaCoca del calfó de la Marina a la leñaCoca de sobrasada Alcoyana y MallorquinaCocas de verduras en horno de leñaCoca de tomate, pimientos y hojas de AlbahacaCoca de tomate y atúncoca amb tonyina o coca de San JuanCoca de molletes o mollitascoca de Mutxamel (tomate y longanizas)Coca de verduras (coca de recapte)

Y esto por hablar solo de las cocas saladas!! porque de las dulces también hay sin duda la más extendida es la Coca de sucre o dulce

Puedes disfrutar también de las cocas dobles o bicocas: Coca combinada (Bi-coca), o también de las coca-pizzas, que les gustan a los más jóvenes: Coca-Pizza en tomate

Ahora bien, si me sometiesen a un tercer grado, si no tuviese escapatoria y me obligaran a elegir solo una masa de coca, entonces haría esta.

Ingredientes

– 500 gr de masa de harina de fuerza

– 25 gr de levadura

– una buena chorrada de aceite

– media cucharadita rasa de azúcar

– una cucharadita de sal

– agua, ahora veremos…

– Manteca (o mantequilla o margarina o aceite)

Elaboración

1) poner en un lebrillo los 500 gr de harina y la sal

2) desleír en un poco de agua tibia la levadura con la cucharada de azúcar

3) mezclar todo con las manos (que han de estar, es obvio, muy limpias)

4) añadir poco a poco el agua mientras mezclamos.  Empieza con 250 gramos de agua.

5) seguimos amasando y doblando la masa sobre si misma mientras vas añadiendo agua poco a poco.

6) en el momento que la masa se vuelva pegajosa abandona el amasado u añade un chorro de aceite a la masa y vuelve a masar.

7) cubre la masa con un paño ligeramente húmedo

8) deja reposar la masa durante 2 horas (en valenciano decimos hasta que alce “levante”)

Ahora vamos acabar la coca al horno…

9) prepara la lata –llanda- (o el recipiente del horno que utilices) untando la manteca (o la grasa que prefieras) en el fondo. Puedes utilizar harina o un papel para horno pero en estos dos casos el acabado de la coca por debajo será más parecido al de una pizza.

10) con las manos enharinadas recoge la masa de la coca y pásala a la llanda.  A mi me gusta mas bien gruesa.

11) extiende la masa dejando un reborde para que no escape el aceite o el producto que pongamos encima

12) con los nudillos o los dedos crea depresiones en la masa de la coca que servirán para recibir el aceite y los productos acompañantes de la coca.

13) añade los productos de tu agrado según tu tradición o apetencia

14) riega con abundante aceite de oliva virgen y finalmente sal gruesa

15) pon el horno a 180-200 grados según sea tu horno.  En el caso de que puedas regularlo, precalienta el horno 10 minutos sólo por debajo y coloca la bandeja en la mitad.  Ir vigilando hasta que esté perfectamente cocinada.  Puedes usar el horno con ventilador según tu preferencia.

14) Deja reposar unos minutos y sirve.  La coca a diferencia de la pizza no lleva queso por lo que puede comerse fría sin problema.  Así la comíamos cuando eramos niños y nuestras madres nos las ponían para el colegio o las comprábamos en panaderías y bares del cole.

 

Anuncis